“Santander, la marinera. La que tiene azul el alma (Chema Puente)”.
Santander es una ciudad orientada al revés, tendría que estar orientada al norte, pero no, lo está al sur, lo que hace que muy a menudo sople este tipo de viento.
El mismo viento sur que arrasó gran parte de la ciudad con un incendio la noche del viernes 14 de febrero en 1941.
37 calles, 1783 viviendas, 508 comercios y 155 hoteles fueron afectados por el incendio.
Así empieza el libro de Javier Tazón, con la que recorreremos de la mano de su protagonista, Indalecio, sus calles y establecimientos más conocidos. Te verás inmerso en la novela ya que este libro es una oda a su gente y a sus paisajes.

Me ha gustado mucho la forma con la que está escrito y le disfrutarás más si conoces la ciudad ya que nombra sitios propios de allí.

Comparte:
error