«Cito, longe, fugeas, tarde redeas» (Huye rápido y lejos, regresa tarde)

¡Cómo me gustan las novelas que están basadas en librerías! y esta es una de las que voy a recomendar continuamente a los amantes del papel.

Siempre he dicho que si no hubiera sido profesora, habría trabajado en algo relacionado con la literatura y con los libros, así que cuando compré este ejemplar supe que me iba a gustar.

Belén Rubiano, en su primer libro, «Rialto, 11», nos cuenta anécdotas e historias vividas al frente de lo que un día fue su librería.

La autora lo cuentan toques de humor y sinceridad, ya que todos los que regentan este negocio saben lo que supone.

Nos habla de autores, de clientes, de editoriales, de libros, de literatura y de programas de radio. Eso sí, todo de una forma devota y sobre todo, de corazón.

Os dejo una de las tantas frases de Belén que tanto me han gustado:
«Si los libros son algo muy fino y pacífico, una mujer que lee y que va a vivir de una librería aún debe serlo más, debieron pensar»

Comparte:
error