¿Qué pasaría si te vieras inmersa en un asesinato y nadie te creyera? ¿Qué pasaría si tu realidad fuese tan descabellada que no pudieran tomarte en serio?

Los herederos me ha parecido una buena obra como balance global, aunque bien es cierto que comienza bastante mejor que acaba. Hasta las primeras dos partes del libro me ha mantenido en vilo y el suspense de su historia me ha atrapado. Sin embargo, el final me ha parecido un tanto improvisado. Me ha dado la sensación de que, por parte del autor, ha habido prisa por acabarlo y ha surgido ese desenlace de manera precipitada.

En fin, una lectura entretenida a la que le tenía muchas ganas y que, aunque no me ha decepcionado totalmente, he de reconocer que no me ha impactado ni sorprendido tanto como esperaba ni tanto como la trama apuntaba desde el comienzo.

SINOPSIS:

Nada es más aterrador y cruel… que ver el odio en los ojos de un niño. En mitad de la noche, una llamada alerta a la policía de un accidente de tráfico en una carretera secundaria. La mujer, Laura Schrader, está conmocionada. En la aldea cercana, todos los habitantes parecen haberse desvanecido en la nada. Ciento sesenta y cuatro personas, desaparecidas. Solo ella sabe lo que ha sucedido. Solo el psiquiatra puede ayudarla a descubrir la verdad.

Número de páginas: 384 (formato físico)

Editorial: Duomo Ediciones

Comparte:
error