Somos 10 mujeres en este BLOG tan especial para mí. Curiosamente somos todas de distintas provincias de España y hemos decidido hacer unas entradas en el blog en las que demos visibilidad a las librerías de nuestras ciudades. Bueno a algunas…todas sería imposible.

Aun así, si tú, lector sabes de alguna librería especialmente «ESPECIAL» dínoslo y haremos lo posible por visitarla.

¿Qué es para mí una librería?

Una librería significa muchísimas cosas:

  • Es un lugar donde recalar del ruido de una gran ciudad.
  • Donde puedes evadirte por un rato y sumergirte en los infinitos mundos que nos presentan los libros que allí puedes disfrutar.
  • Es un lugar de encuentro entre personas entre las que no existen ninguna conexión salvo la que implica ser lector.
  • Son espacios de arte; donde disfrutas de su ubicación y su decoración, ya que se están convirtiendo en auténticos oasis para el lector.
  • Algunas incluso facilitan el encuentro entre el lector y ese escritor que tienes idolatrado y al que en un espacio como una librería puedes llegar a conocer y ver en él al simple ciudadano de a pie.

Yo que soy de Madrid tengo la gran suerte de tener todo tipo de librerías:

  • Las papelerías de toda la vida donde puedes ir con tus hijos a comprar el material escolar, pero a la vez tienen un rinconcito para las últimas novedades.
  • Las de viejo, con esa patina de antigüedad que le dan ese carácter tan peculiar.
  • Aquellas librerías de barrio dedicadas únicamente a libros.
  • Las grandes superficies en las que puedes perderte en la infinidad de libros de temáticas tan distintas y tan dispares.
  • Y las modernas que, con sus espacios para la lectura, para cuentacuentos, para encuentros con escritores… hacen que quizá cualquiera que pase por su lado sea llamado hacia su interior y sin ser aficionado a la lectura se enganche a ella porque le ha entrado por la vista.

Qué más da de qué manera lleguemos a ella ¿verdad?

Conozco muchas librerías, pero el otro día visite “Amapolas en Octubre”, porque me llamaba la atención la gran visibilidad que su dueña le esta dando en Instagram, aparte de que es una de esas librerías con encanto en las que puedes sentarte un rato a charlar o simplemente pasar a ojear sus estanterías.

Nos presentamos mi hija y yo diciendo que si podíamos fotografiar la librería ya que pertenezco a un blog de lectura y queríamos hacer una entrada sobre este tema y por supuesto nos facilitó el fotografiar cualquier rincón, incluso los más escondidos.

Gracias Laura.

Os dejo unas fotitos para que echéis un vistazo y también podéis entrar en su IG @amapolaslibreria

Comparte:
error