Editorial: Salamandra

Número de páginas: 224

Sinopsis de la editorial: Un himno a la solidaridad y a la esperanza donde Colombani da voz a las vencedoras anónimas de la historia.

A los cuarenta años, Solène lo ha sacrificado todo por su carrera como abogada: sus sueños, sus amigos y sus amores, hasta que un día se derrumba y se sume en una profunda depresión. Para ayudarla a recuperarse, su médico le aconseja que haga tareas de voluntariado. Poco convencida, Solène encuentra por internet un anuncio que despierta su curiosidad y decide interesarse por él. Enviada a un hogar para mujeres con grave riesgo de exclusión social, tiene problemas para relacionarse con las residentes, que se muestran distantes y esquivas; pero poco a poco irá ganando su confianza y descubrirá hasta qué punto desea estar tan viva como ellas.

Un siglo antes, Blanche Peyron libra un combate. Comandante del Ejército de Salvación en Francia, abriga el sueño de ofrecer un techo a todas las excluidas de la sociedad. Con ese fin, en 1925 comienza a recaudar los fondos necesarios para comprar un hotel monumental, y un año después el Palacio de la Mujer abre sus puertas.

Opinión personal:

A pesar de que disfruté de La trenza, no me pareció tan magnífico como leía constantemente en reseñas. Las vencedoras, en cambio, me ha parecido una historia maravillosa.

Una novela narrada en dos tiempos. Por una parte nos habla de Solène, una exitosa abogada que tras caer en una fuerte depresión se refugia en el voluntariado en un hogar de mujeres en riesgo de exclusión social. Por otro lado, nos cuenta la vida de Blanche Peyron, que luchó toda su vida para ayudar a los más desfavorecidos entre finales del siglo XIX y principios del XX.

Siguiendo el estilo de La trenza y con una prosa sencilla y delicada esta conmovedora novela nos acerca no solo a sus dos protagonistas, sino a todas las mujeres que las rodean a lo largo de la narración. Aunque Las vencedoras nos presenta las duras circunstancias en las que viven de muchas mujeres en la actualidad, es una historia llena de solidaridad y afecto.

Me ha gustado muchísimo

Comparte: