Inglaterra, principios del siglo XIX.

En el pueblo costero de Lyme Riger, Mary Anning, una chica humilde y sin recursos, y Elizabeth Philot, una mujer de clase media, comparten una misma pasión: la búsqueda de fósiles en las playas.
Desde que se conocen surge entre ambas una fuerte amistad con la que juntas lucharán por su reconocimiento en el ámbito científico, algo que no es fácil dado la época que corría.

“Las huellas de la vida” es una novela basada en hechos reales con toques de ficción. Es un libro ameno y fácil de leer en el que la autora Tracy Chevalier, nos muestra como Mary Anning se tuvo que abrir camino para que su nombre quedara reflejado en la historia.

Es una historia muy bien contada y muy bien hilada. Disfrutas leyéndola, ya que no es muy largo y te adentras fácilmente en la historia.

Al final del libro, en el epílogo, la autora nos describe como fueron los años finales de la carrera de Mary y Elizabeth.

Comparte:
error