Continuación de Apegos Feroces, la novela es todo voz y sigue sin tener apenas trama. El lector está en la cabeza de Gornick, la mujer protagonista, durante varios días -mientras que ella reflexiona, medita, recuerda y trata de comprender su vida- así que la prosa continúa siendo el fiel reflejo de su mundo interior: libre, intermitente y propensa a la ensoñación y la acción queda en un segundo plano, hecho que, en mi opinión, aburre demasiado al lector y hace de ésta una obra con pasajes muy monótonos.

Debido a que ambas historias tienen lugar en Nueva York, tanto en el primer libro como en este, se retrata un estilo de vida en el que abundan los neoyorquinos inteligentes e instruidos, y siempre hay un hombre joven con el que la protagonista tiene una relación singular; pero en realidad está sola, tal y como siempre ha estado.

En cada historia, sin embargo, la mujer es capaz de salir adelante porque ama la ciudad: cruzar sus calles, pararse en las esquinas junto a la multitud, etc. Esta relación entre el sujeto y la ciudad es el auténtico tema de Gornick, la parte modernista de este proyecto.

En conclusión, como amante del thriller que soy, me ha resultado una historia demasiado sosa. Me ha faltado esa sensación de adicción y enganche que normalmente te produce un libro desde las primeras páginas. Esas ganas de devorarlo esperando el avance de la trama han brillado por su ausencia. 

SINOPSIS:

Continuación natural de «Apegos feroces», «La mujer singular y la ciudad» es un mapa fascinante y emotivo de los ritmos, los encuentros fortuitos y las amistades siempre cambiantes que conforman la vida en la ciudad, en este caso Nueva York. Mientras pasea por las calles de Manhattan, de nuevo en compañía de su madre o sola, Gornick observa lo que ocurre a su alrededor, interactúa con extraños, intercala anécdotas personales y piezas reflexivas sobre la amistad, sobre la a menudo irreprimible atracción por la soledad y sobre qué significa ser una feminista moderna. Estas memorias son el autorretrato de una mujer que defiende con ferocidad su independencia, y que ha decidido vivir hasta el final sus conflictos en lugar de sus fantasías.

Número de páginas: 148

Editorial: Sexto Piso

Comparte:
error