He estado pensando mucho cuál iba a ser la primera reseña en este blog al que con tanta ilusión me he unido.

Por mis manos este año han pasado (y aún quedan por pasar) más libros de los que pensaba y algunos me han encantado, otros no quiero ni verlos en la estantería.

Así que, después de darle vueltas, comienzo mi andadura por #LectorasCotorras con una reseña del que, a día de hoy, ha sacado la mejor nota en mi ranking personal.

Recomendado por muchas de las Cotorras leí del tirón “El chico que dibujaba constelaciones”y gracias a todas las que lo pusisteis por las nubes, lo merece.

Se trata de un libro corto y sencillo, pero no por ello ligero. Condensa en sus páginas una vida entera, una vida preciosa y real, una vida con sentimientos de todas clases, con muchos altibajos y con un final de los que se te encoge el alma.

Os dejo primero  una sinopsis y luego os cuento un poquito más.

“Valentina tiene el mundo a sus pies y aún no lo sabe. Gabriel es valiente e idealista y quiere que Valentina vea que puede hacer todo lo que se proponga. Ella se convierte en la primera estrella de sus constelaciones y su pilar fundamental será un para siempre. Juntos sostienen su pasado, su presente y los recuerdos que se convertirán en polvo.”

Mis impresiones:

Narrado por la protagonista, Valentina, nos lleva de su mano por los entresijos de su vida, nos va relatando cómo encontró a su amor, Gabriel,  cómo gracias a su alma gemela escaló montañas que antes, sin él, era meras quimeras. Y gracias a esa conexión dibujaron un cielo lleno de constelaciones, con estrellas que marcaron sus mejores y peores momentos, pero sin hacer excepciones todas son parte de sus vidas.

Es muy sencillo seguir la lectura, es una narrativa ágil y directa que no da rodeos y que nos cuenta lo que nos tiene que contar. No se trata de una novela densa de las que ahondan en el porqué de lo que sienten, simplemente nos va contando su vida juntos de manera sencilla y sin tapujos.

Con esta novela te das cuenta de que, valga la redundancia, todo cuenta. Lo bueno y lo malo de una relación de pareja es lo que cimienta que sea para siempre, siempre y cuando la verdad, la sinceridad y la confianza vayan de la mano.

Os recomiendo a todos leer esta pequeña novela.

He disfrutado mucho leyéndola sin pausa, de una vez.

Espero que mi reseña os haya gustado y que sea la primera de muchas más en este nuevo Blog al que me he unido con mucho cariño.

Y ya sabéis, si os gusta…¡Dejad un comentario!

Gracias y hasta la próxima.  

Comparte:
error