“Nosotros íbamos a envejecer juntos”.

Feiz Final, Isaac Rosa.

Hola lectores.

¿A vosotros también hay libros que parece que os persiguen? ¿Os pasa a veces que os topáis con la portada, con opiniones o con recomendaciones de un libro por todas partes? A mí sí, y Feliz Final es este tipo de libros.

Algunas de las Lectoras Cotorras hablaron de él en el grupo y a raíz de ahí me lo he ido encontrando en las redes sociales, en artículos de periódicos o revistas, en publicidad en IG y en muchas (y dispares) reseñas en blogs a los que sigo.

Así que hace unas semanas en una visita  a una librería en Salamanca me lo compré y en cuanto pude lo leí. No tardé mucho en terminarlo, pero si en digerirlo.

Es un libro que me ha hecho reflexionar mucho sobre las relaciones de pareja, sobre el amor en la sociedad actual, sobre el paso del tiempo y sobre mí misma.

Quizás me ha pillado en un momento complicado conmigo misma y por eso ha hecho tanta mella en mí.

Con las personas con las que he hablado del libro saben que incluso me ha costado mucho crear el pequeño texto que acompaño a todas mis fotos de libros en Instagram

Eso sí, con un poco más de distancia en el tiempo desde que lo terminé y habiéndolo digerido del todo llego a la conclusión de que es un libro que me ha gustado mucho, del que aprender de los errores ajenos en una pareja, del que llevarse cosas positivas de las cosas negativas. Y por lo tanto esta vez empiezo por dónde suelo terminar, recomendando leerlo a toda persona en pareja, a todos los que busquéis enamoraros, a los que estéis pasando un mal momento amoroso y a los que estéis muy felices, para no cometer ciertos errores.

Sinopsis.

Conocemos a los dos protagonistas el día en el que su matrimonio ha llegado a su fin, el día en el que todo ha terminado y en su piso solo queda el viejo sofá con la pata rota que ha sido testigo de toda su relación.

Comienza así una especie de conversación entre ellos a modo de monólogos personales que van hacia atrás en el tiempo. Ambos reflexionan desde sus puntos de vista haciendo un repaso a su relación desde el final hasta el principio.

Nosotros los lectores iremos conociendo su relación desde su ruptura hasta su inicio y parecerá que asistimos a sus vidas desde dentro.

Hilando el mismo tema irán desgranando situaciones en las que los dos obviamente están involucrados pero que no tienen el mismo impacto en ella que en él.

Llega un momento incluso que, cual metáfora de las relaciones, las páginas están divididas en dos columnas y no sabes si leer primero a él o a ella, se hablan a la vez sin escucharse el uno al otro.  

El autor. Escritor, periodista y novelista.

Sevillano de 45 años ha trabajo para muy diversos medios de comunicación.

Actualmente es columnista habitual de Eldiario.es, colabora con la Cadena Ser y la revista mensual La Marea, entre otras publicaciones.

Isaac Rosa. Entrevista para El Español.

Esta es su octava novela y poco  apoco se ha hecho un hueco en las librerías gracias al reflejo en ellas de la sociedad y al tratar temas muy dispares pero candentes.

Quiero además compartir una entrevista suya en la que habla sobre Feliz Fina que me ha gustado mucho y me ha ayudado también a ver cosas que quizás había psado por alto.

https://www.elespanol.com/cultura/libros/20181003/isaac-rosa-cono-libertad-usan-colarnos-retrocesos/342716167_0.html

Mis impresiones.

Podría estar desgranando este libro durante horas, podría ponerme de las dos partes en diferentes momentos de la relación, podría ver reflejada mi relación en algunos puntos, pero con diferencias abismales en otros tantos.

Sorprendente por muchos motivos, el primero de todos que sabemos cómo termina desde que lo comenzamos. Sabemos que nos vamos a encontrar al final con el inicio de su relación, y, por esto, lo mejor es centrarse en el medio, en lo que pasa hasta el punto “y principio”. Tenía claro que todo iba a terminar con esa primera mirada, o ese primer contacto, con el que comienza una relación, pero me interesaba mucho la manera en la que se llegaba.

Feliz Final.

Es también muy atrayente cómo de una misma situación se tienen dos puntos de vista tan diferentes, cómo es posible ver lo mismo desde dos ángulos y cómo el autor hace tan interesante estas situaciones sobre todo en el momento en que nos encontramos esas páginas con dos columnas, en las que nos sabes si leer a los dos a la vez o leer primero a uno y después al otro, y si es así, por cuál de los dos empezar. Siempre encontramos los monólogos de ella en cursiva y los de él en normal.

Con el paso de la historia iremos leyendo sobre los problemas de pareja que se reflejan en la sociedad, la falta de compromiso, la deslealtad, el “intrusismo” amoroso, la incidencia de la economía en la pareja, el capitalismo trasladado al amor, la manera en la que los hijos afectan a una relación si no se acepta bien el paso del tiempo o el cambio radical de vida…todo muy importante en una relación y que muchas veces no se le da la importancia que debería, no se hablan las cosas con sinceridad o se tiene miedo al fracaso sin intentarlo de veras. Y además cómo hoy en día mucha gente ve una pareja como el conjunto de dos individualidades en vez de una individualidad de dos personas.

También es verdad que dentro de todas las cosas que les pasan a esta pareja hay algunas que yo tampoco podría perdonar, cosas que si suceden entiendo que haya finales no tan felices y que, en muchos casos es mejor una ruptura. Pero por eso creo que la comunicación es tan importante para ni tan siquiera llegar a ellas.

Una última reflexión personal.

Gracias a leerlo en este momento de mi vida me doy de verdad cuenta de la suerte que tengo con mi pareja. De que además de feliz, aun habiendo pasado unos meses complicados, soy valiente y estoy enamorada. Quizás no es el amor del principio, el de las mariposas en el estómago, pero es un amor maduro que entiende, comprende y se apoya en unas raíces fuertes y bien regadas que aún tienen mucho espacio para seguir creciendo. Puede incluso que me haya puesto más ñoña después de leerlo y haya sabido leer entre líneas que a veces hay que transigir, a veces hay que ceder y que hay cosas que tienen menos importancia de la que creemos.

Espero de verdad haberos animado a leer Feliz Final.

Y si lo leéis y no os gusta tanto como a mí, espero por lo menos haberos abierto un poco la puerta a leer sobre relaciones en un mundo en el que, desde mi punto de vista, valora más la individualidad en el amor que la compenetración entre dos.

Muchas gracias por haber llegado hasta el final de la reseña.

Espero que te haya gustado, y si es así te gradecería que me dejases un comentario para saberlo.

Saludos para todos.

CSMplus.

Comparte:
error