El zorro ha sido mi primera toma de contacto con Frederick Forsyth y siento que no haya sido del todo satisfactoria. Parecía ser un thriller de espías de lo más interesante, así que me animé a leerlo. Sin embargo, me ha resultado pesado y con un lenguaje demasiado denso, que para nada invita a la lectura.

Cierto es que el libro comienza con muy buena premisa: un chico de diecisiete años, con síndrome de asperger y con una mente prodigiosa, que mediante el ciberespacio, logra traspasar los sistemas de seguridad más complicados de Estados Unidos. Todo ello sin causar ningún daño y de manera apenas imperceptible, aunque ha dejado un pequeño rastro y ahora es una amenaza.

Esta primera parte del libro me ha tenido bastante intrigada, sobre todo cuando hace alusiones al chico, aunque una vez leído, he visto que los personajes, más bien de personalidad plana, han llevado al autor a escribir una crónica –demasiado enrevesada para mi gusto y con un sinfín de personajes (presidentes del gobierno, ministros, etc)- con muchas situaciones comprometidas y de espionaje, donde unos países contra otros se atacan sin descanso y donde siempre ganan los buenos -¡qué casualidad!-.

Desde la mitad del libro ha sido prácticamente imposible avanzar de manera fluida y el final me ha dejado, literalmente, con la boca abierta, pues da la sensación de que el autor se había olvidado del protagonista y al reparar en ello, decide un final demasiado repentino y un tanto absurdo para él.

En resumen, es un libro bien escrito, aunque el estilo de la pluma es demasiado quisquilloso y complicado, con unas construcciones oracionales y un léxico demasiado dificultoso para seguir el desenlace de la historia fácilmente, ya que supone mucho esfuerzo por parte del lector/a para hacerlo y que, personalmente, no me ha gustado, por lo que dudo que vuelva a leer nada de este autor.

SINOPSIS:

¿Y si el arma más peligrosa del mundo no fuera un misil inteligente, un submarino sigiloso o un virus informático? ¿Y si, en realidad, se tratara de un chico de diecisiete años con una mente prodigiosa, capaz de sortear los sistemas de seguridad más sofisticados y de manipular cualquier arma y volverla en contra de los más poderosos? ¿Qué no estaría dispuesta a hacer cualquier agencia de inteligencia para tenerlo de su lado?

Hay que encontrarlo y capturarlo. O protegerlo y salvarlo. Pase lo que pase, él es capaz de decantar la balanza del poder mundial y no debe caer en las manos equivocadas, porque lo que podría ocurrir a continuación es impensable… Y lo mejor de todo es que si ha sido capaz de romper nuestros sistemas de seguridad puede hacer lo mismo con nuestros enemigos.

Número de páginas: 288 (formato físico)

Editorial: Plaza & Janés

Comparte:
error