Último libro con el que acabo este año y la verdad es que no había podido elegir mejor.

De los cuarenta y cinco libros leídos con los que acabo el año, cinco son de Alejandro Palomas. Me encanta su forma de escribir, de transmitir sentimientos, sensaciones y emociones.

En este libro nos cuenta la historia de una familia compuesta por cinco mujeres principalmente. Cómo son esas relaciones entre madre e hija, abuela y nieta, hermanas, tías y sobrinas.

Conmueve mucho ver como van superando entre todas, distintos golpes que les da vida.

Mencía, es la más mayor con noventa años, con la que más te ríes y la que a su vez más te saca de quicio. Aunque parece que siempre está ausente y tocando las narices a todas, al final demuestra que está pendiente de lo que le pasa a cada una de ellas y con sus consejos consigue ayudarlas.

Me ha gustado mucho este libro. No esperaba menos, ya que todos los anteriores de este autor me han gustado y emocionado mucho.

SÍPNOSIS:

Tras la muerte de Helena, su hermana mayor, y de Tristán, su hijo de seis años, Inés dejará su Menorca natal y se trasladará a Copenhague como corresponsal del periódico donde trabaja, donde vivirá aislada y consumida por el dolor.

Un año más tarde, su hermana pequeña Bea, junto a su hija de pocos meses, viajarán a Copenhague para vivir con Inés, con la misión encomendada por Mencía, la abuela de noventa y tres años de ambas, de rescatar a Inés de su dolor y hacerla regresar a Menorca con su familia.

Con motivo de la celebración de las Navidades, seis meses después, Mencía y Lía, abuela y madre respectivamente de Inés y Bea, viajarán a Copenhague para celebrar con ellas las Navidades.

Este reencuentro, y los sabios consejos de Mencía, empujarán a Inés a tomar la decisión de volver a Menorca, aprovechando el fin de la corresponsalía en el periódico donde trabaja.

Número de páginas: 549

Comparte:
error