Aunque su antecesor, El método 15/33, dejó mucho que desear, en esta ocasión me ha gustado un poco más -quizás también haya ayudado el hecho de que existan historias secundarias que transcurren de forme paralela respecto de la principal y que son igual o más interesantes que esta última-.

En esta ocasión, la trama es más movida y el ritmo de la misma, pese a que sigue habiendo pasajes un tanto lentos, es más agitado y te mantiene en tensión en mayor medida. Eso sí, la protagonista sigue encendiendo y apagando el interruptor de la emociones cada vez que lo cree oportuno, y sigue sin amedrentarse ni un ápice ante sus captores.

No obstante, me parece una copia mala de Lisbeth Salander en muchos aspectos y, en mi opinión, hay algún que otro detalle a falta de pulir en la historia.

Por supuesto, agradecer a Ediciones B el haberme mandado el ejemplar.

SINOPSIS:

«-Juez Rasper -repite mi madre-. Guarda relación con tu secuestro.»

Estas son las últimas palabras que pronuncia la madre de Lisa Yyland antes de morir en sus brazos, acribillada a balazos en plena calle mientras paseaeban juntas.

En ese momento, el plan 15/33, el plan de venganza que Lisa Yyland lleva planeando desde hace dieciocho años para acabar con aquellos que la secuestraron y estuvieron a punto de acabar con su vida, salta por los aires.

Pero no está dispuesta a rendirse. Siguiendo la pista de esas últimas palabras pronunciadas por su madre y la mención a uno de los jueces más poderosos de la ciudad, Lisa, con el incondicional apoyo de Liu y Lola y sus habilidades mentales, tratará por todos los medios de seguir adelante con su plan, aunque ello implique convertirse de nuevo en presa y arriesgar su vida.

Número de páginas: 368

Editorial: Ediciones B

Comparte:
error