Si te gusta Kate Morton, disfrutarás de esta historia, donde la ambientación es magnífica. Una antigüa mansión donde suceden cosas inexplicables, es el escenario principal.

Nos encontramos con una forma de escribir delicada, muy correcta y pausada, pero que en ningún momento se me ha hecho lenta, y que poco a poco te va introduciendo en el ambiente opresivo de la mansión, en los bosques que la rodean y en el misterio que esconden las personas que la habitan.

La protagonista, Charlotte, me ha gustado mucho por su seguridad en sí misma, por su inquebrantable dedicación a Emily, y su valentía para decidir sobre su propio destino.

Cuando Charlotte llega a la mansión, pronto se da cuenta de que la casa enconde algo, la madre de Emily murió hace pocos meses, y tanto los sirvientes, como el padre de Emily, evitan hablar del tema. Pero Emily dice hablar con su difunta madre y tiene terribles pesadillas.

Y con esta situación con la que se encuentra Charlotte al su llegada a la vieja casa, decide investigar por su cuenta, y más tarde, con la ayuda del periodista Thomas Ashdown, que terrible secreto esconde la mansión y sus habitantes.

Editorial Suma

Páginas: 496

Sinopsis:

La primera vez que Charlotte se encuentra frente a la hermosa mansión de Chalk Hill, en las verdes colinas de Surrey, se queda sin aliento: la imponente villa, coronada por una torre y rodeada de árboles centenarios, es el lugar más fascinante que ha visto nunca. Allí confía en comenzar una nueva vida tras haber tenido que abandonar Berlín por un escándalo que ha comprometido su reputación como institutriz.

Ha sido llamada para cuidar a la pequeña Emily, pero pronto Charlotte se da cuenta de que una extraña atmósfera se cierne sobre la casa: el silencio es casi irreal, el padre de Emily se muestra frío y reservado y la niña sufre terribles pesadillas desde la trágica desaparición de su madre. Preocupada por el bien de Emily, trata de averiguar más acerca de la muerte de Lady Ellen, pero nadie en Chalk Hill parece preparado para romper el silencio. Solo con la ayuda del periodista Thomas Ashdown, Charlotte podrá enfrentarse a la oscura verdad que esconden sus antiguos muros.

Comparte:
error