Esta novela es el punto de convergencia en el que concurren tres senderos con nombre de mujer –Santa, Lia y Vera- que discurren a lo largo de tres generaciones distintas: la abuela, la madre y la hija. El camino de regreso siempre es más corto es el retrato de una familia marcada por el amor y la pérdida. En él tiene lugar una historia incompleta que todas ellas han callado, hasta ahora.

Vera, nuestra protagonista, tiene 30 años y es una conocida presentadora de televisión. Siempre ha tenido una creatividad excelente y de pequeña soñaba con ser camionera, como su abuelo, con quien vivió miles de aventuras durante su infancia, en especial el verano en el que ella tenía 5 años, que fue el último que pasó con su padre, Giordano, un escritor algo excéntrico y apasionado por cualquier historia que terminase en sus manos.

Un día, Lia, la madre de Vera, le entrega el último manuscrito que escribió su padre y en el cual habla de ellas dos y de la madre del escritor, Santa, pese a estar incompleto. Este hecho marcará un antes y un después en su vida, pues, hasta ese momento, su padre era un recuerdo difuso para Vera. Lia apenas le ha hablado de él y será a partir de ahora que recaerá sobre ella la responsabilidad de saber qué pasó aquel verano, en el que todo cambió, así como proporcionarle un final a esa historia. La historia de su familia y de ella misma.

El camino de regreso siempre es más corto me ha parecido una historia escrita con el alma que entremezcla la alegría y el dolor a partes iguales. Pese a contar lo sucedido de manera poco usual y desde las perspectivas de cada una de las protagonistas, será una historia que te arrancará más de una lágrima y más de una sonrisa. Una historia que tod@s quisiéramos conocer si se tratase de la de nuestra familia 🙂

SINOPSIS:

Aquel verano Vera tenía cinco años. Era una niña con una creatividad excepcional: su amigo imaginario era ni más ni menos que Ringo Starr y soñaba con ser camionera, como su abuelo, para descubrir dónde acababan todos los caminos del mundo.

Aquel verano fue uno de los mejores que recuerda, aunque también fue cuando perdió a su padre, un carismático escritor de quien heredó su pasión por las historias. Ahora, a sus treinta años, es una popular presentadora de televisión que se inventa el horóscopo con el mismo ingenio del que ya presumía de niña.

Un día, su madre le entrega el último manuscrito que escribió su padre. El libro habla de ella; de su madre Lia, una diseñadora de moda inconformista; y de su abuela paterna, Santa, quien dedicó toda su vida a sus hijos.

Número de páginas: 304 (formato físico)

Editorial: Grijalbo

Comparte:
error