Una de nuestras lectoras cotorras, mencionó a esta escritora (que a mi no me sonaba de nada), en el grupo, diciendo que le gustaban mucho sus libros y su forma de escribir. Yo apunté el nombre para leer algún libro suyo algún día y ese día llegó.

Me alegro de haber elegido un libro suyo, porque iré leyendo todos, aunque no seguidos.

Su forma de escribir me gusta mucho, ya que me recuerda un poco a los libros de Alejandro Palomas, de donde se pueden sacar muchas reflexiones acerca de las relaciones de pareja, de familia, de amistad, etc…

Como el título dice, esta novela va de eso, de amor, pero de ese amor que hay entre una pareja, de unos padres a un hijo, del amor entre hermanos, y de desamor también.

En mi opinión también hay un poco de la acción del karma en esta historia.

Es un libro que se lee del tirón, que me ha gustado mucho, pero que para mi sorpresa el final me descolocó.

SIPNOSIS

El amor, dicen, no se termina: sólo cambia de sitio. En esta historia moderna, Sara Rattaro se sumerge en el corazón de una familia.

Una pareja formada por Alberto y Sandra, y por sus dos hijos: Matteo, un niño muy sensible que padece sordera, y Alice, que descubre, en el inicio de la adolescencia, que el amor entre sus padres no es, en realidad, tan idílico como ella siempre lo había imaginado.

Una historia que habla sobre todos nosotros; de la fragilidad de un amor tan grande como imperfecto.

Una novela sobre un niño valiente, una joven con los pies en la tierra, un padre asustado y una madre que no ha olvidado lo que significa ser mujer.

Un momento indescifrable de la vida en el que el amor, la culpa y el perdón se funden en un solo y único instante.

Número de páginas: 272

Comparte:
error