«Hay momentos en la vida en la que la única manera de salvarse a uno mismo es muriendo o matando»


A Marian Miller, que trabaja para una ONG, le encomiendan que entreviste en Jerusalén a Ezequiel Zucker, un judío desplazado en Jerusalén.


Durante la etapa zarista, los Zucker fueron perseguidos y expulsados de Rusia. Samuel Zucker, el padre de Ezequiel, llega a Tierra Santa huyendo del horror en busca de una vida mejor. Allí conocerá a Ahmed con el que unirá lazos de amistad a pesar de las diferencias políticas y religiosas. Palestina, San Petersburgo y París son los escenarios claves del libro que recorreremos desde finales de siglo XIX hasta la mitad del XX.


«Dispara, yo ya estoy muerto» es una novela con la que comprenderás mejor el enfrentamiento árabe-israelí de 1948.


A pesar de tener mil páginas, Julia Navarro te vuelve a atrapar desde el principio envolviéndote en su historia. ¿Lo mejor? El final, sin duda
Al final del libro podemos encontrar un glosario y un índice histórico que si lo consultas a medida que vayas leyendo puede ser muy últil

Comparte:
error