Antes de entrar de lleno a hablaros de este libro, merece mención el Club de Lectura PARADA LECTOR ya que gracias a él he podido disfrutar de esta novela. Os invito a entrar en su web y conocerlos mejor. Yo os cuento un poco de qué se trata.

Parada Lector es, y cito literal, “un club de lectura en el que celebramos grandes libros. Queremos empoderar mujeres a través de historias. Cada mes escogemos un libro diferente, hacemos sorteos de ejemplares, gracias al apoyo de las editoriales y a final del mes comentamos acerca del libro.”

Así pues, si os han entrado ganas de entrar a cotillear y daros de alta seguro que os reciben con los brazos abiertos.

Para empezar con la novela quiero daros a conocer un poco a la autora: LLUCIA RAMIS.

Nació en Mallorca hace 42 años pero actualmente vive en Barcelona.

Siempre ha estado relacionada con el mundo de la comunicación tanto a través de las letras, en redacciones de revistas y diarios, como a través de las ondas en radio

Tiene escritas 4 novelas en Catalán:

2008: Coses que et passen a Barcelona quan tens 30 anys (Barcelona: Columna)

2010: Egosurfing (Barcelona: Destino)

2013: Tot allò que una tarda morí amb les bicicletes (Barcelona: Columna)

2018: Les possessions (Anagrama)

Y la primera que escribió ha sido traducida al castellano en 2018 y de de la que yo he disfrutado: “Cosas que te pasan en Barcelona cuando tienes 30 años”.

También tiene algunas colaboraciones con obras colectivas y algunos relatos cortos.

Tiene además dos premios:  

2010: Premio Josep Pla de narrativa por Egosurfing

2010: Premio Bartomeu Rosselló-Pòrcel

Si os ha llamado la atención, como a mí, os animo a seguirla en las redes para no perderos ninguna de sus novedades:  @lluciaramis en Tw y Llucia Ramis Laloux en FB.

Y ahora voy con lo más importante: EL LIBRO.

“COSAS QUE TE PASAN EN BARCELONA CUANDO TIENES 30 AÑOS” es una novela diferente, curiosa y cercana.

Para abrir boca os comparto la frase “enganche” que leemos nada más ir a la contraportada: “Cumplir treinta años es despertarse con resaca un lunes de Sant Jordi al lado de un desconocido. Y pensar que ya no tienes edad para estas cosas”.

Con esta entrada, por lo menos desde mi punto de vista, consigue despertar la curiosidad y conseguir que se abra el libro y se empiece a conocer a sus protagonistas.

A lo largo de sus 260 páginas vamos a ir conociendo a una joven mallorquina residente en Barcelona y a sus amigos más cercanos.

Ella trabaja para un diario, es periodista y acaba de cumplir los 30.

Blai pinta retratos envejecidos de sus amigos. Aunque a ella es incapaz de pintarla.

Nil y su hermana acaban de pagar un riñón por un piso.

Cati parece que después de todo va a sentar cabeza.

*Con la peculiaridad de estar conducido todo a través de la historia de un bolso perdido y encontrado por la protagonista, con una carta de amor dentro y una petición de matrimonio, iremos dándonos cuenta del cambio que sufren todos nada más cumplir ella los 30 y empezar a cambiar el chip de lo que quiere en el futuro.

Iremos viendo cómo ella reflexiona sobre lo que Barcelona le ha aportado, lo que busca pero cree que no, lo que va comprendiendo a lo largo de las semanas después de convertirse en treintañera…

Y para compartir con vosotros la manera en la que reflexiona quiero compartir unas frases o extractos que a mí también me han dado mucho que pensar:

  • Tenemos un síndrome de Diógenes existencial: acumulamos toda clase de experiencias de mierda.
  • No creo en las casualidades. Creo en el error. Creo que una llamada de más puede hacer que un hombre se instale en tu casa. Creo que si bebes una copa de más tienes una resaca de la hostia, creo que una palabra de menos puede convertir la tensión en ruptura, creo que si te despista en una carretera igual que cuando te despistas cuando sin querer dejas caer un vaso, las consecuencias son definitivas. Creo que, si en lugar de ir por una calle vas por otra, puedes encontrarte a alguien que no te habrías encontrado de otro modo, pero no sabes a quién te habrías encontrado si hubieras ido por la calle que tenías pensado ir.
  • La enfermedad de nuestros tiempos no es el miedo, como dice Andreu. El gran mal es el cansancio. Y ya hace demasiados días que creo haber cruzado el límite.

Por otro lado hay un capítulo en el que empieza a hablarnos de aquellos típicos libros infantiles en los que el lector podía ir eligiendo su propio camino. Cuando acababas un capítulo era el propio lestor el que elegía qué camino seguir de entre las dos o tres opciones. Cuando tomabas esas decisiones te sentías muy importante, pero el problema es que si no te gustaba la decisión podías dar marcha atrás…y cuando te haces adulto te das cuenta de que lo que aprendiste en esos libros…en la vida real no vale. Lo elegido es lo que cuenta y al pasado es imposible volver.

Como CONCLUSIÓN después de leer este libro os aseguro que saco muchas. Pero quizás la mejor y la que más me gusta es que no desperdiciemos nuestro tiempo, seamos consecuentes con las decisiones que tomamos y si nos confundimos con ellas seamos conscientes de que nadie más que nosotros tiene la culpa.

Yo os recomiendo la lectura de este libro, pasaréis un buen rato y la incógnita de la petición de matrimonio por carta dentro de un bolso perdido…va a durar casi hasta el final.

Editorial: Barret

Páginas: 260

Comparte:
error