<<Porque a veces basta un “deja que ocurra” para tenerlo todo.>>

Esta fue la primera bilogía que cayó en mis manos este verano. También fueron un regalo de cumpleaños, en este caso de una servidora que siempre se auto-regala algo que le apetece tener… ¡Y que sabe que siempre acierta!

Decidí elegir estos porque Allice Kellen me atrapó por completo con “El Chico Que Dibujaba Constelaciones” y quería leer algo más de ella. Ya os adelanto que tenía las expectativas tan tan altas que al final…he quedado un poco decepcionada porque no me han gustado tanto como esperaba.

Pero, como siempre, empiezo por el principio.

La autora: Allice Kellen.

Valenciana de 28 años se define a sí misma así: http://www.alicekellen.com/p/bio_6.html

Y desde fuera yo la veo así.

Escritora joven y decidida con la cabeza llena de personajes e historias. Con un Instagram muy activo en el que contesta casi siempre a lo que le preguntas y desde el que nos deja asomarnos a su mundo. Ha sido mamá recientemente y Leo es su debilidad y una preciosidad.

Para mí su mejor libro es el que ya os he dicho arriba, siendo el libro romántico más bonito que he leído en mi vida.

Me gusta seguirla porque tiene pinta de torbellino de ideas y de historias, y, aunque con estas dos no me ha llegado al alma no pienso dejar de seguir su trayectoria.

Y ahora las sinopsis:

TODO LO QUE NUNCA FUIMOS.

Leah ha sufrido demasiado, Leah está rota y ya no es ella. Leah ya no pinta y su mundo lleno de color ahora ni siquiera está en escala de grises.

Su hermano cuida de ella pero de repente tiene que marcharse por cuestiones de trabajo y Leah se va a vivir con el mejor amigo de su hermano. Axel es como uno más de la familia, de hecho siempre ha considerado a Leah una hermana pequeña. Lo que él no sabe es que ella lleva toda su vida enamorada de él y será ahora, cuando él se propone recuperar el mundo en color de Leah cuando ambos vivan una vorágine de emociones que no saben si deben o quieren controlar.

TODO LO QUE SOMOS JUNTOS.

Tres años después desde que se vieron por última vez Leah y Axel verán cómo sus caminos se cruzan. Ella está a punto de cumplir su sueño de exponer en una prestigiosa galería de arte y él trabaja para la galería.

Los dos temen encontrarse, temen sentir cosas que no saben si soportarán y no saben si será bueno o no que sus vidas vuelvan a estar unidas.

Ella sabe que él es el chico que aún no ha olvidado.

Porque es el mar, noches estrelladas y vinilos de los Beatles.

MIS IMPRESIONES.

Un poco más arriba más o menos he definido lo que me han parecido: he quedado un poco decepcionada.

No es algo negativo, simplemente me esperaba más.

No quiero que se piense que no me han gustado nada, porque no es así. Tiene una historia bonita, con detalles muy bien escritos con personajes que me han gustado…pero en el plano sentimental a mí me ha faltado más intensidad.

La intensidad que me empañaba os ojos al leer “El chico que dibujaba constelaciones” en estos no la he encontrado.

Considero que esta bilogía está más dirigida a un público adolescente, de hecho creo que a los lectores de Megan Maxwell puede que les guste más que ella.

LA HISTORIA es bonita. Está trabajada y se ve una clara evolución de los personajes. La manera en la que Axel ayuda a Leah a encontrarse de nuevo a si misma puede que incluso abra los ojos de gente con problemas del mismo tipo. Aunque también es verdad que pasa por alto que una situación como la de ella no sólo se cura así y me hubiese gustado que ahondase más en la parte psicológica desde un punto más profesional.

LOS PERSONAJES principales ya se entiende que son Leah y Axel. Todo gira sobre todo en torno a ella. Pero los secundarios, como el hermano de ella, la familia de él y en el segundo libro la gente de la galería, terminan de complementar una historia cuya finalidad es la búsqueda de la felicidad de Leah.

Quizás me hubiese gustado conocer más al hermano y a su prometida y ver su influencia en ella de manera más directa.

Pero bueno, la verdad es que son ellos dos los grandes protagonistas de la bilogía y así se demuestra siendo ellos el centro de los libros y de sus propios universos.

Algo que si me ha atrapado mucho son las LOCALIZACIONES y es que, en la primera, todo se desarrolla en Australia. Y será porque mi hermana vive allí a mí me ha gustado mucho imaginarme dónde están los personajes gracias a las fotos de mi hermana. Me he sabido imaginar muy bien dónde ocurren las cosas y eso me ha ayudado a que la historia fuese más atractiva.

El segundo tiene más fuerza París, que la conozco, y por eso también me ha ayudado mucho.

RECOMIENDO leer esta bilogía a los lectores amantes de las historias de amor jóvenes y frescas, con tintes eróticos y con una trama que, si bien es bastante predecible, sí que tiene algunos cambios que pueden hacer pensar que no todo es lo que parece.

Gracias por leer la reseña completa.

Si has llegado hasta aquí me gustaría saber lo que te ha parecido mi reseña, ¿Me dejas un comentario?

Saludos para todos.

CSMplus.

Comparte:
error