Ante todo, he de decir que el éxito tan tremendo que está teniendo el autor no me parece nada proporcional a la calidad de su pluma o de sus historias. De hecho, sus dos obras anteriores –El día que se perdió la cordura y El día que se perdió el amor– no me asombraron tanto como esperaba y auguré parte final de las tramas, cosa que odio, puesto que lo que espero es que el autor/a me sorprenda y juegue conmigo a lo largo de la trama presentada.

Sin embargo, también debo decir que, en esta ocasión, Todo lo que sucedió con Miranda Huff me ha gustado mucho, pese a parecerse muchísimo a dos obras que leí anteriormente y que también me agradaron: La desparición de Stephanie Mailer, de Joël Dicker, y Perdida, de Gillian Flynn.

Con un comienzo adictivo, un ritmo adecuado y un argumento trepidante, no se hace nada fácil dejar de leer este thriller con pinceladas románticas y querrás, de una vez por todas, saber todo lo que ha sucedido con Miranda Huff (valga la redundancia, ¡jaja!). Así que, si le dais una oportunidad, decidme si os ha gustado tanto como a mí 🙂

SINOPSIS:

Un fin de semana en una cabaña en el bosque.
Un matrimonio en crisis.
Una misteriosa desaparición.

¿Qué ha sucedido con Miranda Huff?

Una pareja en crisis decide pasar un fin de semana de retiro en una cabaña en el bosque en Hidden Springs, pero cuando Ryan Huff llega para encontrarse con Miranda la puerta está abierta, hay dos copas de vino sobre la mesa, nadie en el interior y el cuarto de baño se encuentra lleno de sangre.

Todo lo que sucedió con Miranda Huff es un thriller psicológico de ritmo vertiginoso donde parece imposible encontrar a Miranda con vida. Lo que Ryan desconoce es que la desaparición de su mujer conecta su historia con la de su mentor, el gran James Black, y con el descubrimiento del cadáver de una mujer desaparecida treinta años atrás en la misma zona.

Número de páginas: 448 (formato físico)

Editorial: SUMA

Comparte:
error