Antonia Scott, con una inteligencia muy superior a la media, es reclutada para resolver los crímenes más difíciles del país. Junto a Jon, un policía homosexual metido en problemas, pero con buen corazón, intentarán resolver un crimen bastante inquietante por su puesta en escena.

Ambos forman un equipo que no pertenece a ninguna estructura legal, ni a ningún cuerpo de seguridad.

El secuestro de una persona muy importante, les dará un hilo de donde tirar, pero la historia se va complicando en cada capítulo.

Estilo narrativo ágil, capítulos cortos, trama adictiva, este libro te atrapará y desearás tener cualquier momento para seguir leyendo. Es el primer libro que leo del autor, pero no será el último.

Finalmente, y tal como pide el autor en sus últimas páginas, no puedo decir más de la trama sin spoilear la historia, porque en cada capítulo hay un giro o una novedad, y es mejor leerlo sin saber mucho más.

Editorial Ediciones B

Páginas: 568

Fecha de publicación: 8 de Noviembre 2018

Sinopsis:

Antonia Scott es una mujer muy especial. Tiene un don que es al mismo tiempo una maldición: una extraordinaria inteligencia. Gracias a ella ha salvado decenas de vidas, pero también lo ha perdido todo. Hoy se parapeta contra el mundo en su piso casi vacío de Lavapiés, del que no piensa volver a salir. Ya no queda nada ahí fuera que le interese lo más mínimo.

El inspector Jon Gutiérrez está acusado de corrupción, suspendido de empleo y sueldo. Es un buen policía metido en un asunto muy feo, y ya no tiene mucho que perder. Por eso acepta la propuesta de un misterioso desconocido: ir a buscar a Antonia y sacarla de su encierro, conseguir que vuelva a hacer lo que fuera que hiciera antes, y el desconocido le ayudará a limpiar su nombre. Un encargo extraño aunque aparentemente fácil.

Pero Jon se dará cuenta en seguida de que con Antonia nada es fácil.

Comparte:
error