Notre-Dame es mi catedral favorita y Ken Follett uno de los mejores autores que he tenido el gusto de leer, así que era cuestión de tiempo que esta obra terminara en mis manos. Además, siendo tan breve, en un periquete le he dado fin.

Este título surge como una necesidad del autor de hablar sobre el significado de la catedral, con motivo del incendio que sufrió el pasado 15 de abril, así como donar a la «Foundation du patrimoine» los derechos de autor y los beneficios obtenidos tras la venta del mismo.

La catedral de Notre-Dame de París, al igual que la gran mayoría de grandes iglesias católicas, se construyó en la Edad Media, una época marcada por la violencia, la hambruna y las plagas. Se tardó cerca de cien años y después aún se siguieron realizando obras de mejora. Necesitó cientos de trabajadores y costó una fortuna. Posiblemente, un equivalente moderno sería el lanzamiento de un cohete a la Luna. Brutal, ¿verdad?

Aquel enorme edificio lo construyeron personas que vivían en cabañas de madera con tejados de paja. Personas que dormían en el suelo y que carecían de conocimientos matemáticos suficientes como para poder calcular el estado tensional de semejantes estructuras. Su método era el de prueba y error. Se equivocaban y todo su trabajo se desmoronaba…

Pese a que, a mi parecer, no hay nada más valioso que aquello que la naturaleza ha conseguido crear, no por ello desmerezco esta gran obra de arte y la enorme labor de construirla. Más aún habiendo tenido la gran suerte de haberla conocido hace unos años y de leer ahora tantas curiosidades sobre ella. ¡Sublime!

SINOPSIS:

En este breve pero fascinante libro, Ken Follett describe las emociones que sintió cuando conoció la tragedia que amenazaba con destruir Notre-Dame de París y recorre, desde los días de su construcción, los momentos históricos determinantes de un edificio que a través de los siglos ha ejercido una fascinación universal.

Follett rinde homenaje así a Notre-Dame y revela además la influencia que ha tenido en las catedrales de todo el mundo y en la escritura de su más famosa novela, Los pilares de la Tierra.

Número de páginas: 80 (formato físico)

Editorial: PLAZA & JANES

Comparte: