Había leído muy buena crítica de «Los asquerosos» y por esa razón me animé a leerlo. Sin embargo, he de decir que no me ha gustado apenas nada y me ha decepcionado mucho.

La trama no está mal y el mensaje que transmite de «no hacen falta grandes cosas para vivir y ser feliz» lo comparto, pero creo que se le podía haber dado más juego por parte del autor y exprimir más el argumento. 

No obstante, a mi criterio, la historia es llana y uniforme, sin apenas sobresaltos ni giros imprevisibles. En más de un capítulo me he aburrido soberanamente y he echado en falta los diálogos, pues el narrador (el tío de Manuel, el protagonista) me ha parecido del todo insulso transmitiendo la historia.

En fin, Serafín, ¡a por otro que me deje «mejor sabor de boca»! ¿Y tú? ¿Lo has leído? ¿Te ha gustado?

SINOPSIS:

Manuel acuchilla a un policía antidisturbios que quería pegarle. Huye. Se esconde en una aldea abandonada. Sobrevive de libros Austral, vegetales de los alrededores, una pequeña compra en el Lidl que le envía su tío. Y se da cuenta de que cuanto menos tiene, menos necesita.

Un thriller estático, una versión de Robinson Crusoe ambientada en la España vacía, una redefinición del concepto «austeridad». Una historia que nos hace plantearnos si los únicos sanos son los que saben que esta sociedad está enferma.

Santiago Lorenzo ha escrito su novela más rabiosamente política, lírica y hermosa.

Número de páginas: 224 (formato físico)

Editorial: Blackie Books

Comparte:
error