Buenos días lectores!

Después de la resaca de Sant Jordi- Día del Libro, os traigo el que ha sido mi mejor compra y lectura.

Tenemos la tradición en casa de regalarnos libros el día de Sant Jordi, bueno digo regalarnos, pero realmente es mi Santa Madre la que todos los años nos regalaba a todos un libro, y yo era la que lo elegía con ella. Últimamente la familia crece, los libros también, y yo utilizo ese día, para elegir a consciencia libros o que me han gustado mucho o que tengo pendientes por leer, pero sobretodo, nos gusta comprarlos antes , para poder dedicarlos. Así que tuve claro que este año mi libro sería éste, y lo tenía comprado desde el viernes santo , y…. no pude resistirme al día de Sant Jordi. · 2 días y medio me ha durado.

Si leísteis mi anterior reseña sobre la novia gitana, la primera parte de esta biología ya os hablé muy bien de ella, aunque el final fue su handicap, la estructura de la obra y sus personajes me encantó. La sinopsis de la segunda entrega dice así :

«Un día tórrido de verano la inspectora Elena Blanco, al frente de la Brigada de Análisis de Casos, irrumpe en la vivienda de una familia de clase media y llega hasta la habitación del hijo adolescente. En la pantalla de su ordenador se confirma lo que temían: el chico está viendo una sesión snuff en directo en la que dos encapuchados torturan a una chica. Impotentes, presencian cómo el sádico espectáculo continúa hasta la muerte de la víctima de la que, de momento, no conocen el nombre. ¿Cuántas antes que ella habrán caído en manos de la Red Púrpura?

La BAC ha estado investigando a esta siniestra organización desde que salió a relucir en el caso de «la novia gitana». Durante meses ha recopilado información de este grupo que trafica con vídeos de violencia extrema en la Deep Web, la cara oculta de la Red. Y a lo largo de todo este tiempo, Elena Blanco ha mantenido en secreto, incluso para su compañero el subinspector Zárate, su mayor descubrimiento y temor: que la desaparición de su hijo Lucas cuando no era más que un niño pueda estar relacionada con esa trama macabra.

¿Dónde está? ¿Quién es realmente ahora? ¿Y cuáles son los límites que está dispuesta a transgredir para llegar a la verdad?»

De este modo vemos como Elena Blanco toma las riendas de una nueva investigación. Y entras de lleno en ella. Eso es la primera cosa a destacar del libro, con la fuerza y las ganas en la que entras en la historia, quizá sea porqué ya conoces a los personajes, que no necesitan introducción y eso le permite a la autora empezar con la intriga y el suspense desde el minuto uno, con un tempo cuasiperfecto.

La historia en sí, es menos policíaca, menos típica, mucho más visceral y muy dura, pero consigue mantenerte y querer saber más hasta el final. Quizá aquí la pluma de Carmen Mola , pasa más desapercibida, pero se mantiene, menos descripción de personajes y leves guiños a la cuidad de Madrid, pero es suficiente, para situarte de forma rápida y sorpresiva.

En definitiva, creo que su segunda entrega, es mejor que la primera, y culmina una biología, que se merece estar entre las más vendidas, pero ya sabemos que el marketing, las redes y la divulgación de éstas hace mucho, y para un autor anónimo ( sí, si porqué Carmen Mola es pseudónimo y sigue sin querer decirnos quién es ) sin firma de libros, sin cara visible, sin cuenta de instagram o twitter es más difícil llegar… pero aún así, sólo con su palabras, ( y con el séquito de lectores que no dejamos de recomendarla ) ha llegado su novia gitana a la séptima edición, y espero que continúe así.

Si no la has leído, espero que este verano, le des el turno que se merece!

Hasta pronto!

Comparte:
error