La autora nos cuenta una historia en dos tiempos, por un lado la vida de una muchacha en el siglo XVII que es acogida por su hermana al enviudar y es acusada de ser bruja, y por otro la investigación en la actualidad de unos asesinatos de dos niñas, cometidos en diferentes espacios de tiempo, por Patrik y su equipo, ayudado por su mujer Erica, que tiene mucho que aportar al crimen al estar escribiendo un libro sobre las personas implicadas en el primer asesinato.

La autora no solo vuelve a utilizar la formula de escribir en varias épocas que tan bien le ha ido anteriormente en casi todos sus libros, sino que como otras veces, cada capitulo lo vivimos desde el punto de vista de un personaje diferente, unos más interesantes que otros, mezclándose todas las historias hasta el desenlace  final.

Desde mi punto de vista la historia que se desarrollaba en el siglo XVII de la chica acusada de brujería, era demasiado simple y muy predecible, desde el principio se sabía lo que iba a pasar. De la historia de los asesinatos sobraban muchos capítulos que no aportaban nada a la trama y me han parecido como de relleno. Hasta la mitad el libro no me acababa de enganchar, la ultima parte si ha estado a la altura de lo que nos tiene acostumbrados Camilla Läckberg

Páginas: 680

Editorial: Maeva

Comparte:
error