Hace mucho tiempo que descubrí a este fantástico autor y me mantengo fiel a sus publicaciones. Y es que sabe como nadie adentrar al lector en el misterio y en el suspense que caracterizan sus obras, y lo que resulta aún más difícil, mantener esta sensación hasta prácticamente el final. Además, aunque normalmente todos sus títulos suelen hacer referencia al mundo de la abogacía, por tratarse de la profesión del autor, en esta ocasión desentraña un argumento bastante diferente a lo que nos tiene habituados.

Por un lado, cabe destacar que en esta ocasión enlaza con gran calidad tres historias que a priori presenta como inconexas. En casa una de ellas hay, por supuesto, unos personajes diferentes -una banda de ladrones, el dueño de una librería y una joven escritora respectivamente- y me ha gustado especialmente que se tome la molestia de profundizar en cada uno de ellos de manera que quien lo lea pueda tener suficiente información como para encariñarse con alguno de ellos -sobre todo con Bruce y Mercer-.

Por otro lado, y para ser totalmente sincera, he de decir que he conseguido adivinar parcialmente el desenlace de la novela, lo cual no sé si achacar al azar, a lo malpensada que soy o a la gran experiencia y avidez lectora con la que consumo este tipo de obras (¡el thriller es mi especialidad, jaja!). No obstante, si os animáis a leerlo, me decís, por favor, si os ha pasado igual o es que solo yo soy medio bruja.

Gracias a la editorial Plaza Janes por facilitarme el ejemplar para hacer la reseña.

SINOPSIS:

Una banda de ladrones consigue robar algo que, pese a no tener precio, está asegurado en veinticinco millones de dólares: los cinco manuscritos originales de las novelas de Francis Scott Fitzgerald, que hasta hacía poco yacían en una cámara acorazada bajo la biblioteca de la Universidad de Princeton. Un botín imposible de resistir.

Bruce Cable regenta una prestigiosa librería en la ciudad de verano de Santa Rosa, en Camino Island. No obstante, muy pocos saben que su auténtico negocio a menudo lo lleva a adentrarse en el peligroso, pero tremendamente lucrativo, mercado negro de los libros y manuscritos robados.

Mercer Mann, una joven y endeudada escritora que solía pasar sus veranos en la idílica playa de Camino Island, recibe una propuesta que no puede rechazar. Volverá a la paz de la isla para escribir su novela y, entretanto, se acercará al círculo de escritores de cierto librero de dudosa reputación… y a su interesante colección de manuscritos. Sin embargo, Mercer se pondrá en peligro al descubrir más de lo necesario.

Número de páginas: 336 (formato físico)

Editorial: PLAZA & JANES

Comparte:
error