Editorial: Alianza Editorial

Número de páginas: 232

Sinópsis de la editorial: Niru goza de una vida aparentemente de ensueño. Se ha criado en Washington con unos padres solícitos, en su prestigioso instituto privado despunta como un estudiante brillante y un as del deporte, en otoño empezará la universidad en Harvard; la vida le sonríe. Pero Niru guarda un doloroso secreto: es homosexual, un pecado abominable para sus padres, nigerianos y muy conservadores. No lo sabe nadie salvo Meredith, su mejor amiga, hija de unas personalidades de Washington, y la única persona que no lo juzga. Cuando su padre descubre accidentalmente que Niru es gay, las brutales repercusiones no tardan en llegar.

Opinión personal: Me topé con esta novela casi por casualidad a través de la cuenta de Instagram @milvidasymilhistorias. Me llamó la atención su reseña y lo apunté a mi lista de pendientes.

Después de leerlo debo decir que me parece una pequeña joya. Tardé en leerlo tan solo una tarde, no solo por su extensión de poco más de doscientas páginas, sino porque la historia te cautiva desde la primera página.

Con diálogos narrados de forma indirecta, algo poco habitual para mi y que me ha resultado curioso, el relato se divide en dos partes. La primera está narrada desde la voz de Niru, el protagonista principal, y la segunda desde la perspectiva de su amiga Meredith. Entre ambos van tejiendo esta conmovedora historia que nos muestra el camino que recorre Niru hasta descubrirse a si mismo y los problemas familiares y personales que ello le ocasiona.

La lectura nos muestra además los contrastes de dos sociedades y culturas totalmente contrarias: la norteamericana, en la que Niru se ha criado y la nigeriana, mucho más conservadora, de la que proviene su familia. Es precisamente este choque de creencias lo que hace mucho más difícil para Niru el aceptar su homosexualidad.

No obstante, debo decir que el personaje que más me ha gustado ha sido Meredith. Su sufrimiento casi oculto tras la sombra de la historia principal y su crecimiento a lo largo de la narración me han parecido mucho mejor conseguidos que los de Niru.

No hables es una novela emocionante, rápida y con un final impactante que recomiendo totalmente. ¡No os la perdáis!

Comparte:
error