Le tenía muchas ganas, y cómo no, ¡estreno primera lectura del año! Gracias a Duomo Ediciones.

Como bien comenta la crítica, ¡muy buen thriller! Te mantendrá enganchado/a desde las primeras páginas e irás devorando la historia sin apenas darte cuenta, pues también ayuda la facilidad con la que empatizas con la protagonista desde el principio.

Me ha gustado mucho el hecho de que haga tan buenas reflexiones sobre la influencia de las redes sociales en nuestras vidas y también sobre la influencia de los errores propios cometidos en el pasado, siempre y cuando nosotros mismos no nos hayamos perdonado.

Desde luego, Laura Marshall se estrena con esta, su primera novela, por todo lo alto. Comparable a otras obras como La mujer del camarote 10, La mujer en la ventana, Un extraño en casa o La viuda, ¡pasarás muy buen rato leyéndola y no te dejará indiferente! 🙂

SINOPSIS:

Cuando Louise Williams recibe un mensaje procedente de alguien de su pasado muy lejano, le da un vuelco el corazón. «Tienes una solicitud de amistad pendiente de Maria Weston. » El problema es que Maria Weston desapareció hace más de veinticinco años, tras la fiesta de fin de curso del instituto. Todo el mundo cree que está muerta, especialmente Louise, que ha vivido durante este tiempo custodiando un terrible secreto. Sin embargo, los mensajes de Maria continúan, y cada vez son más escalofriantes. ¿Quién los envía? Al reconectar con los viejos compañeros y tratar de averiguar qué sucedió realmente aquella noche, Louise descubre que hay muchas cosas que desconocía.

Número de páginas: 443 (formato físico)

Editorial: Duomo Ediciones

Comparte: