Segundo libro de la trilogía el silencio de la ciudad blanca.

Partiendo del punto de que las trilogías y series se me suelen hacer largas y pesadas, en este caso me ha pasado todo lo contrario.

El primer punto positivo que ví en esta serie, es que está narrada en Vitoria, y eso ya me ganó bastante. Que sea novela negra también me gusta, porque me encanta la sensación de no querer parar de leer hasta saber quién o quiénes son los asesinos.

Lo que no me gusta tanto es que esté narrada en dos tiempos distintos, pero la verdad es que no es nada complicado seguir las dos historias a la vez. 

Aunque es un libro de novela negra,  hay una historia personal entre los protagonistas que empezó en el silencio de la ciudad blanca. Y aunque no es la historia principal, también me tuvo atrapada queriendo saber que iba a pasar con ellos.

No había leído ningún libro de esta escritora, y me está gustando mucho la forma de narrar que tiene, ya que no es nada repetitiva, cosa que no soporto de otros autores, que dan muchas vueltas a lo mismo.

Deseando estoy de leer la última parte y acabar la trilogía, sobre todo por saber que pasa con los protagonistas y en que escenarios transcurren los hechos.

Libro muy recomendable.

Comparte:
error