«Es de crucial importancia que entendáis que, si vuestra esposa vuelve a quedar encinta, no lo superará y su vida terrenal llegará a su fin»

Con este libro recién empezado, me pilló el comienzo de la cuarentena y el confinamiento, creo que nunca lo olvidaré, mi falta de concentración las primeras semanas debido a la incertidumbre que sentíamos, hizo que no disfrutara al 100% de esta historia tan bonita.

Me enamoré de la portada de este libro en cuánto lo vi, es una edición preciosa y supe que lo leería.

Es una novela situada en el siglo XVII, en torno al juicio a las brujas de Pendle, en 1612.

La protagonista, Fleetwood Shuttleworth, de diecisiete años, tiene dificultades para llevar sus embarazos a término. Y su marido, Richard, espera ansioso un heredero.

Casualmente encuentra una carta dónde un médico afirma que si vuelve a quedarse embarazada morirá. Le duele que su marido le oculte esa información.

Entonces conoce a Alice, que se convierte en su partera y amiga, y con sus remedios naturales consigue que Fleetwood se encuentre mejor en su embarazo, pero Alice se verá envuelta en una caza de brujas y dependerán la una de la otra para sobrevivivir.

La protagonista va cogiendo cada vez más fuerza en la historia, convirtiéndose en una chica valiente que desafía las normas de la época, tan injustas siempre con las mujeres.

La ambientación es preciosa y está muy bien documentado, si os gustan los libros sobre la brujería, mujeres, secretos.. os recomiendo su lectura.

Es una historia muy bonita, pero tengo la sensación de no haberla saboreado bien, las circunstancias que tuvimos durante su lectura, cómo he comentado antes, hizo que alargara su tiempo de lectura hasta dos semanas. Con el paso de los días volví a recuperar la concentración para poder leer y ahora por fin podemos decir que vemos la luz al final del túnel, pero esto no ha terminado, así que sigamos cuidándonos!! ánimo y felices lecturas!!

Comparte: