Si te gusta la novela negra y has disfrutado con los títulos que conforman la trilogía de El silencio de la ciudad blanca o la trilogía de Dolores Redondo, no te puedes perder La danza de los tulipanes.

Pese a sus casi 500 páginas, lo he devorado en poco tiempo porque su trama, al igual que el resto de obras con la cual la comparo, te atrapa desde el principio y se complementa la trama principal estupendamente con las vidas personales de los protagonistas, mereciendo estas también la atención del lector/a.

Ambientada, además, en unos paisajes de ensueño -Galicia y País Vasco-, hará que, como yo, ya estés deseando su continuación. Porque habrá una segunda entrega, ¿verdad, Ibon?

SINOPSIS:

La flor más bella puede inspirar los crímenes más atroces.

Un thriller perfecto que consagra a Ibon Martín como el maestro vasco del suspense.

La periodista más popular de Gernika es arrollada por el tren que cubre la línea de Urdaibai. La víctima ha sido fijada a la vía con un delicado tulipán entre sus manos. La flor, de un intenso y brillante rojo, es tan hermosa como difícil de encontrar en pleno otoño. La escena, cuidadosamente preparada, ha sido retransmitida en directo a través de Facebook.

La danza de los tulipanes nos sumerge en la ría de Urdaibai, un lugar mágico donde el mar y la tierra se abrazan al compás de las mareas que mecen las tranquilas vidas de sus habitantes, que se ven repentinamente sacudidas por la brutal irrupción de un asesino complejo e inteligente, capaz de rivalizar con los ritmos de la naturaleza que desde siempre han gobernado la comarca.

Número de páginas: 496 (formato físico)

Editorial: Plaza & Janes

Comparte:
error