En Finales que merecen una historia, de Albert Espinosa, se reúnen 20 relatos súper especiales, conectados entre sí y que enseñan grandes lecciones para la vida.

Bajo el subtítulo de Lo que perdimos en el fuego renacerá en las cenizas, y ayudándose de unas ilustraciones fabulosas que me han encantado y que no pueden ser más acertadas, en esta obra se reflexiona sobre lo verdaderamente importante en la vida, donde el autor comparte con nosotr@s lo mucho que aprendió de esa señora tan especial de 94 años, con quien compartió tanto tiempo en el hospital.

Absolutamente todos los relatos de esta introspectiva obra están emparejados y especialmente dos de ellos, Chicos que soñamos batallas y El rugido del león, son reflexiones personales del propio Albert, los cuales, junto a El espabilado que leía los subtítulos de los corazones y La belleza siempre encuentra su camino, han sido mis favoritos 😉

SINOPSIS:

Relatos para soñar despierto y sanar el alma dormida.

«Me encantan los relatos, las historias pequeñas de tres a ocho páginas, que te hacen pensar, reír, llorar o emocionarte. Un buen relato puede alegrarte un mal día porque las historias pequeñas en ocasiones resumen un gran sentimiento que reside en nuestro interior y que se convierte en nuestra mejor medicina.

»Me encantaría que estos relatos fueran terapéuticos y os ayudaran con alguna emoción estancada. Desearía que os sintierais acompañados, cuidados y queridos en cada página. Todos los personajes pertenecen a mi mundo. Son personas amarillas. […]

»Estas historias no dejan de ser casi como películas, es por ello que antes de cada relato encontraréis unos bellos e increíbles pósters sobre cómo podría ser el cartel de ese film.»
Albert Espinosa

Número de páginas: 216 (formato físico)

Editorial: Grijalbo

Comparte:
error