¿No os pasa que, de vez en cuando, os apetece leer ensayos o libros de índole más bien científica? Tras muchas novelas, viene bien adentrarse en algún tema más polémico y conocer de primera mano los argumentos de los autores que sostienen cierta hipótesis.

En este caso, Bricker e Ibbitson debaten acerca de por qué, hacia finales del siglo XXI, no habrá una superpoblación global sino una rápida disminución demográfica, al tiempo que proponen medios para adaptarnos a ella.

Aún cuando la población mundial está aumentando, tod@s sabemos que la tasa de natalidad ya ha empezado a caer en todo el mundo. En otros tiempos, los descensos de población se debieron a desastres naturales como la erupción del Toba, la peste negra o la gripe, pero la caída que viene ahora será cosa exclusivamente nuestra.

En El planeta vacío, los autores revelan cómo esta caída de la población traerá consigo distintos beneficios y algún que otro inconveniente…

En mi opinión, se trata de una obra de lo más interesante y necesaria, puesto que presenta un análisis exhaustivo de la realidad (mediante sus causas y posibles consecuencias) y sorprende con algunas reflexiones -a mi parecer, brutales- sobre la reproducción del ser humano y la reticencia que presentan cada vez las mujeres a la hora de ser madres jóvenes o a la hora de tener muchos hijos.

SINOPSIS:

Durante medio siglo, muchos estadistas, políticos, analistas y estudiosos han alertado sobre una explosión demográfica que pondrá en jaque los recursos del planeta. Sin embargo, un creciente número de expertos tiene en el punto de mira otro motivo de alarma: en lugar de aumentar exponencialmente, la población mundial se encamina hacia un fuerte descenso que ya es evidente en muchos lugares.

En El planeta vacío, los autores revelan cómo esta caída de la población traerá consigo distintos beneficios: el riesgo de hambrunas disminuirá, la situación medioambiental mejorará, menos trabajadores exigirán mejores salarios y unas tasas de natalidad más bajas representarán mayores ingresos y autonomía para las mujeres.

Pero no todo son buenas noticias. Ya podemos ver los efectos del envejecimiento de la población en Europa y algunos puntos de Asia, y cómo la escasez de trabajadores debilita la economía e impone unas exigencias desmesuradas en el campo de la salud pública.

Número de páginas: 320 (formato físico)

Editorial: Ediciones B

Comparte:
error