EL INFINITO EN UN JUNCO
ensayo

EL INFINITO EN UN JUNCO, de Irene Vallejo.

«El infinito en un junco», de Irene Vallejo, es una recomendación muy 🔝 para todo amante de los libros que se precie. Se trata de un ensayo estupendo que aborda la invención de los libros y de la escritura en el mundo antiguo y la evolución de ambas cosas hasta nuestros días.
Con unas reflexiones y unos análisis que dejan al lector con la boca abierta, he disfrutado enormemente de esta obra.

Eso sí, es un libro de los que yo llamo «delicatessen», en el sentido de que hay tanta información y profundiza tanto en nombres, fechas y demás, que, o bien, alternas con otro título más llevadero, o bien, lo saboreas poco a poco. A mí me ha llevado casi una semana (que ya es decir para una lectora empedernida como yo ðŸ˜‚😂) pero ha merecido la pena.
Os dejo unas cuantas apreciaciones que me han conquistado 

💜 Â«Hablemos de ti, que lees estas líneas. Ahora mismo, con un libro abierto entre las manos, te dedicas a una actividad misteriosa e inquietante, aunque la costumbre te impide inquietarte por lo que haces. Piénsalo bien. Estás en silencio, recorriendo con la vista hileras de letras que tienen sentido para ti y te comunican ideas independientes del mundo que te rodea ahora mismo». 

💜

«Hoy existe una iniciativa llamada Proyecto Rosetta que aspira a proteger de la extinción a las lenguas humanas. (…) Han diseñado un disco de níquel donde han grabado a escala microscópica un mismo texto en su traducción a mil idiomas». 

💜 Â«De los diversos instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo», afirmaba Borges.

SINOPSIS:

Este es un libro sobre la historia de los libros. Un recorrido por la vida de ese fascinante artefacto que inventamos para que las palabras pudieran viajar en el espacio y en el tiempo. La historia de su fabricación, de todos los tipos que hemos ensayado a lo largo de casi treinta siglos: libros de humo, de piedra, de arcilla, de juncos, de seda, de piel, de árboles y, los últimos llegados, de plástico y luz.

Es, además, un libro de viajes. Una ruta con escalas en los campos de batalla de Alejandro y en la Villa de los Papiros bajo la erupción del Vesubio, en los palacios de Cleopatra y en el escenario del crimen de Hipatia, en las primeras librerías conocidas y en los talleres de copia manuscrita, en las hogueras donde ardieron códices prohibidos, en el gulag, en la biblioteca de Sarajevo y en el laberinto subterráneo de Oxford en el año 2000.

Un hilo que une a los clásicos con el vertiginoso mundo contemporáneo, conectándolos con debates actuales: Aristófanes y los procesos judiciales contra humoristas, Safo y la voz literaria de las mujeres, Tito Livio y el fenómeno fan, Séneca y la posverdad.

Pero, sobre todo, esta es una fabulosa aventura colectiva protagonizada por miles de personas que, a lo largo del tiempo, han hecho posibles y han protegido los libros: narradoras orales, escribas, iluminadores, traductores, vendedores ambulantes, maestras, sabios, espías, rebeldes, monjas, esclavos, aventureras…

Lectores en paisajes de montaña y junto al mar que ruge, en las capitales donde la energía se concentra y en los enclaves más apartados donde el saber se refugia en tiempos de caos. Gente común cuyos nombres en muchos casos no registra la historia, esos salvadores de libros que son los auténticos protagonistas de este ensayo.

Número de páginas: 452 (formato físico)

Editorial: Siruela

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Seguir por correo
Instagram